El equipo no es estrictamente una tablet o una pc, de hecho es ambas cosas y más, aunque por la forma de uso y la ubicación de ciertos botones, está más cerca a una laptop que a una tablet, el rendimiento es algo que pone también a la Huawei Matebook, más cerca al segmento pc portátil, el equipo que tuvimos a prueba, está equipado con un procesador Intel Core M3, corriendo a 1.51ghz, con 4GB de memoria RAM y 128GB de memoria interna, aunque en el mercado es posible encontrar configuraciones Core M7 con hasta 8GB de RAM y 512 de almacenamiento interno.

 

 

Configuraciones bastante robustas para un equipo de este tipo y que permiten tranquilamente trabajar con la mayoría de aplicaciones de productividad y ofimática tradicionales, es importante señalar que la Matebook es un equipo que corre con Windows 10 de fábrica, lo que significa que encontraras el mismo entorno de cualquier pc de escritorio o laptop, con las mismas aplicaciones y compatible con el software que usas en la oficina, la universidad, etc. Office, navegadores de internet, como Chrome, Edge que viene de paquete con el equipo y la mayoría de programas que la mayoría de gente utiliza.

 

 

Claro está que este es un equipo ligero, así que aplicaciones muy exigentes como AutoCAD, Premiere, Photoshop y otras por el estilo, que básicamente requieren gran poder de procesamiento gráfico y memoria, no tienen mucho sentido en la Matebook, si eres un usuario de este tipo de aplicaciones, pues en ese caso si te recomendaría un equipo de otro tipo.

 

En cuanto al equipo en la mano, definitivamente el estilo y la personalidad de este dispositivo no han quedado para nada fuera del excelente trabajo que está haciendo Huawei con el diseño de sus productos. Desde hace algún tiempo, el diseño es un aspecto en el que Huawei destaca como marca y en el caso de la Matebook tenemos un equipo elegante, minimalista, lo suficientemente ligero como llevarlo cómodamente a cualquier lado, aunque es cierto, definitivamente necesitarás ambas manos para poder manejarlo.

 

 

La Matebook tiene 27cm de ancho, 19 de alto y tan solo 6,9 milímetros de grosor, con 640 gramos de peso y un acabado metálico en la parte posterior, lleva el botón de encendido en la parte superior, donde además se ubican las bocinas de sonido, por el lado derecho el botón de volumen que integra el sensor de huellas y más abajo la única salida tipo C, hacia el lado izquierdo solo se encuentra la salida para auriculares, mientras que por debajo, tenemos los pines de conexión con el teclado magnético.

 

 

Ya te había hablado de sus especificaciones, a lo que solo queda agregar que el rendimiento está garantizado, un desempeño fluido y sólido, la combinación de memoria y procesador funcionan estupendamente, dando la estabilidad necesaria para trabajar cómodamente que es al fin y al cabo a lo que apunta este equipo.

 

 

Y a propósito de trabajar cómodamente, es importante tener en cuenta el tiempo de autonomía, la batería de la Matebook nos ofrece 4430 mAh de capacidad que aunque a priori me pareció un poco ajustada, la verdad es que me permitió tranquilamente trabajar a full, con el máximo brillo de pantalla, navegando, viendo streamings en video, escribiendo, oyendo música, etc., por un poco más de 4 horas consecutivas.

 

 

Destacable la pantalla de la Matebook, Huawei se ha lucido con este display IPS de 12 pulgadas, con 2160 X 1440 pixeles de resolución que está muy por encima del estándar del mercado, con más del 80% de la frontal como pantalla, tiene unos marcos bastante delgados que contribuyen al aspecto premium del equipo, pero que al mismo tiempo son suficientemente cómodos como para sujetarla sin hacer algún contacto involuntario con la pantalla táctil.

 

 

Accesorios

La Matebook tiene accesorios, todos ellos siguen la misma línea de diseño elegante y minimalista del equipo, algunos como el teclado por ejemplo, es un accesorio imprescindible que ayuda a convertir el equipo en un cómodo dispositivo que se puede usar fácilmente sobre una mesa, es a la vez es una funda que protege al equipo y se ve bastante elegante, este teclado funda viene incluido de paquete con el equipo en nuestro país y funciona muy bien-, con teclas grandes, retro iluminadas, bastante cómodas, y además se acopla magnéticamente al equipo, sin mayor complicación, solo juntar el teclado a la pantalla y el acople será automático, no necesita conectarse vía bluetooth como accesorios de otras marcas, sino que hay un conector directo en el grip del teclado.

 

 

Como es tradicional en este tipo de accesorios, es posible ubicar la pantalla en dos posiciones, una orientada a consumir contenido multimedia, como fotos, videos, presentaciones, etc. y otra con un ángulo más cerrado para situarnos frente a la pantalla y escribir frente al teclado.

 

 

Otro accesorio cada vez más común en este tipo de dispositivos es el lápiz, similar al que se utiliza Apple con el iPad Pro, con él, es posible dibujar, escribir, tomar notas, usarlo como presentador de diapositivas y puntero laser, posee una sensibilidad de más de 2.000 puntos de presión, lo que da una experiencia bastante natural de uso, casi como dibujar con un lápiz real.

 

 

Otro accesorio importante y que realmente expande las posibilidades de conectividad de la Matebook es el Mate Dock, como te comentaba al principio, el equipo en sí, únicamente posee una conexión Tipo C, y es que como consecuencia del diseño minimalista del equipo, estamos limitados a este único puerto de conectividad en el aparato mismo, sin embargo para solucionar eso, tenemos este Mate Dock, que llega para darle más conectividad al equipo, el aspecto es bastante parecido al de una batería externa, metálico y le da a la Matebook diferentes conexiones extra, como otro par de puertos USB 3.0, una entrada Ethernet, un puerto HDMI completo y otro VGA.

Para no perder la elegancia del equipo, este accesorio viene en un fino estuche de tapa magnética en el que podemos guardar también el Stylus.

 

 

Conclusión

Como conclusión hay puntos importantes que resaltar. Primero, Huawei ha pensado en la Matebook como un aliado en las tareas de la oficina móvil y en ese sentido, Windows 10, el sistema operativo de la Matebook, es una clara ventaja por sobre equipos parecidos, como el iPad Pro de Apple por ejemplo, iOS no es el sistema más popular en las oficinas, colegios, universidades, etc. y ni hablar de Android.

 

 

Segundo, el diseño de la Matebook es realmente impresionante, premium desde su empaque, no solo se ve excelente, sino que es muy fácil de manejar, sólida en la mano, pero ligera para llevar.

 

Y por último, el precio de este equipo en retails de Perú es de alrededor de 3600 soles, un poco más de 1000 dólares por la Matebook incluyendo el teclado magnético.

 

 

Si tenemos en cuenta que en el mercado equipos similares como el iPad Pro, pueden llegar a costar entre 4000 y poco más de 5000 soles, o tablets como la Tab S3 de Samsung, se ubican en el mismo rango de precio, la Matebook de Huawei se convierte en una muy buena opción si estás en busca de un dispositivo de este tipo, para el trabajo móvil, con el plus de un look súper premium.

FOLLOW US ON:
Project CARS 2 incor
Creators Update: que

juanmesia@gmail.com

<p>Comunicador, periodista dedicado al periodismo tecnológico, nomofóbico total. De niño desarmaba mis juguetes para saber cómo funcionaban… Sigo jugando a lo mismo… para saber más googlea: Juan Martín Mesía Castro</p>

Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.